Diez no son casualidad

19.30 horas del jueves 22 de Septiembre en el Hesperia Madrid, un hotel de cinco estrellas espectacular ubicado en la Castellana de Madrid, por supuesto zona prime de la capital. Quiero compartir contigo lo que viví y lo que me llevé de lo que, “supuestamente”, era una presentación más de un libro. Fue una tarde excepcional, en un espacio magnífico con todo lujo de detalles y un cartel único.
Francisco Alcaide presentaba “la décima” edición de su magnífica obra Aprendiendo de los mejores. ADLM es la síntesis de lo que le ha funcionado a los mejores personajes de la historia, que de algún modo u otro han conseguido un éxito tan relevante, que han cambiado la historia y la vida de las personas. En cualquiera de sus páginas encontrarás píldoras de sabiduría desarrolladas por el mismo autor de una manera tan exquisita que consigue engrandecer a cada uno de sus personajes. Una fuente de inspiración de obligada lectura para todo aquel que quiera conseguir el éxito.
El éxito deja huella, y es algo que se puede aprender, para ello hay que hacerlo de los mejores.
 
Durante la presentación intervinieron personas de éxito dentro del mundo empresarial y deportivo, aportando el valor sobre lo que les había conducido a formar parte de los mejores.
El primero fue Roger Domingo, nos transmitió la importancia del libro, cómo el mundo editorial era cruel y despiadado con la falta de calidad. Y la excelencia a la que hay que llegar, para poder vender más de veinte mil ejemplares. Considerado el mejor libro de management de los últimos tiempos y el más leído, mientras muchos de los libros caen en el olvido de las estanterías, ADLM ocupa su lugar en las mesitas de noche como libro de cabecera.
A continuación Pirri nos explicó que algo que caracteriza a los mejores, es que saben quienes son, saben lo que quieren y cómo conseguirlo.
Las bodegas Prado Rey fue uno de los principales patrocinadores y su director general, Fernando Rodríguez de Rivera, tuvo una intervención brillante acerca de la dureza del emprendimiento y la gestión de una empresa, me quedo con una frase que le decía su abuelo que decía así; las cosas llegan cuando llegan, no cuando uno quiere.
Xisela Aranda nos insistió en que la “PASIÓN” es lo que mueve a los mejores. Para ser de este selecto grupo, te tiene que apasionar lo que haces.
En calidad de amiga habló Laura Chica, que nos describió como la constancia, el foco y sobre todo la generosidad han convertido a Francisco Alcaide en uno de la mejores.
Gestionar el fracaso en todo su conjunto es un hábito que resulta imprescindible para poder ser de los mejores. Enhamed lo tenía claro y nos lo ofreció como una reflexión con mucho poder.
Fue la excelencia lo que Alejandro Bataller nos aportó como valor principal para ser uno de los mejores, ésta te protege de la competencia y si además eres osado y tienes paciencia, el éxito está asegurado.
Con el maestro Jerónimo Maeso terminamos la presentación, en este caso no nos habló, compuso para nosotros y Francisco la melodía de ADLM. Sencillamente brillante.
Fue una tarde deliciosa y lo he sintetizado para darte la idea principal, a partir de ahora depende de ti transformarte y ser de los mejores.
Tu éxito es proporcional a tu desarrollo personal. Tu desarrollo personal es tu destino. Francisco Alcaide
David Sanchís Hidalgo.
@SAnchishidalgo

Deja un comentario