Mandamientos para atraer riqueza a tu vida

mandamientos para la abundancia y riqueza

Seguimos generando contenido que deseamos te resulte interesante.

Esta vez he publicado en Rankia los 4 puntos que considero de vital importancia para atraer abundancia y riqueza a tu vida. Porque necesitamos prepararnos para ello y porque aquello que obtenemos por fuera es un fiel reflejo de lo que se nos mueve por dentro.

“Leer más”

Lo más importante que tienes entre manos es a ti mism@. Por ello tu autocuidado, aprendizaje y desarrollo son fundamentales para poder atender a tu gente cercana. Estar lo mejor contigo es la garantía de que podrás dar lo mejor de ti en cualquiera de tus entornos: profesional, familiar, personal… y en tu trading!

Te dejo con los 4 tips que te propongo para ello:

Mandamientos para atraer riqueza y abundancia

4 mandamientos para la riqueza

Feliz día!

Javier Gómez Coach

@gomezherrero

G+

Leer más Sin comentarios

5 Hábitos para disponer de más dinero. Paso II

En el post anterior, cinco pasos hacia la libertad económica, pudimos ver que reducir la deuda era uno de los primeros pasos para construir riqueza y libertad. Hoy vamos a conocer el segundo, que es aprender a controlar el gasto. ¿Sabías que puedes hacerte rico si aprendes a gastar tu dinero?

Paso II: Control del Gasto.

La mayoría de nosotros gastamos nuestro dinero sin control y sin pensar en que estamos entregando nuestro tiempo y nuestra vida. Cambiamos tiempo por dinero, que es despilfarrado disfrazado de necesidad.

Y precisamente la necesidad es lo único que tenemos que cubrir. Hoy vamos a ver como detectar cuáles son nuestras necesidades reales y lo haremos con la libreta de gastos, como ya explicamos en el mejor método para mantener los gastos a raya.

Muchas personas creen que no pueden ahorrar, que es imposible estirar más su dinero, que es muy complicado poder llegar a final de mes. Y aunque en muchos casos puede parecer verdad, te digo que siempre se puede mejorar y haciendo pequeñas acciones a corto plazo, conseguirás grandes resultados a largo plazo.

– Quiero que pienses en todos esos gastos que haces de manera terapéutica.

-¿Terapéutica? – me preguntas

-Sí, es aquel que hacemos de manera emocional para cubrir una insatisfacción, ese que sueles hacer inconscientemente para cubrir una carencia o una situación desagradable. Comprar impulsivamente con el fin de hacer terapia puede aliviar momentáneamente, pero cuando para ese instante la insatisfacción sigue a tu lado, y peor aún, ahora también te acompaña la frustración, puesto que encima has gastado un dinero, que necesitarás en algo que no necesitas.

Quien compra lo que no necesita, acabará por vender lo que realmente necesita. Proverbio árabe

Paso a detallarte los 5 hábitos para disponer más dinero:

1- Control minucioso del gasto: a partir de ahora vas a apuntar con todo detalle cada uno de los gastos que realices. No importa el importe, ni el destino. Cada vez que gastes dinero tendrás que apuntarlo, o bien en una libreta, o en alguna APP móvil que te permita hacer dicho control. Esto te servirá para conocer con detalle en qué gastas tu dinero y descubrir la cantidad de gastos innecesarios y superfluos que realizas.

2-Elimina el gasto terapéutico: para ello quiero que antes de realizar ningún gasto  te hagas estas tres preguntas:

  • ¿Este gasto me hará más rico o menos rico?
  • ¿Realmente quiero comprarlo o solo quiero sentirme bien?
  • ¿Cuánto tiempo voy a tener que trabajar para conseguir comprarlo?

3- Regla del 100: siempre que vayas a realizar un gasto de más de 100 € deja pasar 48 horas para reflexionar sobre ello. Verás como en la mayoría de los casos no incurres en dicho gasto.

4- Paga siempre con dinero en efectivo: el dinero físico tiene una mayor carga emocional y de conciencia, cuando lo hacemos mediante tarjeta o transferencia perdemos esa carga y minusvaloramos nuestro dinero.

gasto tarjeta e intenet

Mejor pagar en efectivo, hacerlo con tarjeta o internet nos inhibe la emoción

5- Para los nacidos antes de 1990: haz la conversión del importe del gasto a pesetas, y no solo te asustarás, sino que entonces descubrirás la depreciación de tu dinero. Como consecuencia, lo valorarás más.

Como ves, son acciones realizables y al alcance de cualquiera. Simplemente hay que tomar conciencia y sobre todo pasar a la acción.

En el próximo post seguiremos avanzando en el proceso de construcción de riqueza. Te espero

1 Abrazo-t.

David Sanchís Hidalgo | @SAnchishidalgo | Linkedin

Leer más Sin comentarios

Cinco pasos hacia la Libertad Económica. Paso I

Los pasos hacia la libertad financiera

Tu Libertad Económica la puedes  medir por el tiempo que podrías vivir manteniendo tu nivel de vida sin generar ingresos activamente. Recomendable tener mínimo cubierto 6 meses.

Mi definición personal sería la siguiente:

“El verdadero éxito en la vida consiste en desarrollar líneas de ingresos pasivos que produzcan el suficiente dinero como para poder mantener tu estilo de vida deseado y además ahorrar para seguir invirtiendo”

Suena bien, ¿Verdad? Te diré que es posible, y que alcanzar tu libertad económica es algo que no se trata de hacer grandes cambios ni complejidades, sino de ir haciendo pequeños cambios muy poco a poco y de manera constante. A lo largo de la siguiente publicaciones iremos viendo cinco tips que te ayudarán y te pondrán en el camino. De ti depende, en cuanto a la riqueza se refiere, solo hay 2 caminos. O te acercas a ella o de lo contrario te estás alejando.

Vamos con ello.

Paso I: Deudas Zero.

eliminando deudas

Como ya habrás leído en 10 reglas del mundo financiero y del dinero, si tienes deuda, estás controlado. Por lo tanto, para ser libre e independiente, el primer paso es la eliminación de deudas. A partir de ahora voy a ser tu Money Trainer y mis únicos objetivos son, mejorar tu relación con el dinero y obtener el mejor rendimiento del mismo en base a tus objetivos personales.

– ¿Money Trainer? –  me interrumpes.

– Sí. Ser Money trainer es desarrollar una especialidad que se utiliza como herramienta para el crecimiento económico del individuo, aplicando contenidos del coaching, desarrollo personal y de las finanzas. Consolidando una nueva base financiera por medio del trabajo de las creencias/hábitos y la relación del mismo con el dinero.  Prosigo.

La persona promedio vive como rico, siendo pobre. Busca la gratificación inmediata y por ello no planifica ni sigue una estrategia a medio o largo plazo. Vive financieramente al día, gana, gasta y no ahorra, y lo peor; no invierte. Depende de una única fuente de  ingreso de la cual no tiene ningún control. Gastan más de lo que ganan, incluso los ingresos futuros, se da lujos sin contar con los flujos que los paguen.

La persona que no llega a final de mes cree que un aumento  de sueldo sería la solución a su mal financiero. Y yo creo que no lo sería porque en el mismo instante en el que se de ese aumento de sueldo, aumentaría su nivel de gasto y aumentaría su nivel de deuda, puesto que consumimos en  proporción a lo ingresado, incluso por encima en la mayoría de ocasiones. Resultado, volvería a estar en las mismas, solo que con más deuda.

Una persona endeudada lo está porque gasta más de lo que ingresa, no necesita más dinero, sino resolver el hábito de gastar más de lo que ingresa. Por eso es de vital importancia seguir este primer consejo,  y  en la medida de lo posible, evitar la deuda. Y si ya la tenemos, que es la mayoría de los casos, aprender a eliminarla poco a poco. Y para ello podemos seguir unos ejercicios prácticos en Eliminando deudas I y Eliminando deudas II

Estoy seguro que con estos ejercicios harás desaparecer tu deuda. Ahora ya estamos listos para el siguiente, lo veremos la próxima semana.

1 Abrazo-t David Sanchís Hidalgo | @SAnchishidalgo | Linkedin

Leer más Sin comentarios

El mejor trabajador del mundo. El dinero

Gana dinero para vivir como rico

Muchos lo conocen y lo tienen, pero ni lo cuidan, ni lo poseen y aún peor, no saben de lo que es capaz de hacer por ellos. Es el mejor trabajador del mundo. El dinero.

– ¿Cómo? – me preguntas.

– Sí, el dinero.

– No entiendo.

– Como la mayoría, de ahí que únicamente lo tenga una minoría. Prosigo

Como ya te comenté en pagas los impuestos que quieres hay varias maneras de ganar dinero, más concretamente 4 y mi preferida es ser inversor, en mi caso inversor financiero. Para ello es necesario el dinero, mucho menos del que te imaginas, pero necesario. Hoy en día puedes empezar a invertir en miles de productos desde cien euros, eso sí, no esperes hacerte rico en un año.

La mayoría de las personas tienen un programa del dinero erróneo y por lo tanto alejan el dinero de manera constante de sus vidas, o bien gastándolo o bien repeliéndolo del modo que sea. Lo que les conduce de manera constante una y otra vez, como si del día de la marmota se tratara, a una situación constante de carencia y necesidad del mismo.

Con el dinero solo se puede hacer dos cosas, o gastarlo, o invertirlo. Las personas pobres intentan vivir constantemente como lo hacen los ricos, de manera que nunca salen de ese bucle y terminan sobreviviendo. Por ejemplo, una persona que no llega a final de mes, independientemente del dinero que gane, suele pensar que la solución a sus problemas económicos sería un aumento de sueldo. Nada más lejos de la realidad. En el momento que le aumentaran el sueldo o mejorara de empleo, aumentaría su nivel de gasto y su nivel de deuda y acabaría consumiendo en proporción mayor a lo ingresado de nuevo.

No es necesario ganar más, es necesario cambiar el hábito de gastar más. Es necesario inteligencia financiera.

Imagina que tienes una empresa y uno de tus trabajadores es fiel, leal, productivo, profesional, eficiente, en definitiva excepcional en todos los sentidos. ¿Harías lo imposible por que se quedara y estuviera a gusto en tu empresa? ¿Lo cuidarías para que te diera el máximo rendimiento? ¿Intentarías mantenerlo el mayor tiempo posible a tu lado? O por el contrario, le dirías que no es importante, que no es necesario, lo tratarías con rechazo e indiferencia.

– Lo cuidaría, por supuesto – me interrumpes.

– Entonces, ¿Por que con el dinero sí que lo haces? ¿Por qué dices cosas como, el dinero no es importante, no da la felicidad, el dinero no trae nada bueno o tener dinero es tener problemas? Cuando haces eso, estás apartando de tu lado a tu mejor trabajador. ¿Me he explicado con claridad?

De todo lo que reniegues, jamás lo tendrás

– Corolario.

A partir de ahora tienes que pensar que el dinero, tu dinero, trabaja  para ti. Con él vas a buscar la manera de generar nuevos ingresos, a ser posible ingresos pasivos. Si gastas todo tu dinero, únicamente podrás  sobrevivir teniendo una vida endeudada. En cambio si a partir de ahora separas mínimo un 10 % de todo lo que ingreses para realizar inversiones, estarás haciendo que tu dinero se quede contigo. El siguiente paso es hacerlo trabajar, o bien haciéndolo tú mismo o a través de terceros.

Síguenos  a través del blog e irás descubriendo el  ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? y ¿Por qué?

Te espero en próximas publicaciones.

1 Abrazo-t

David Sanchís Hidalgo | @SAnchishidalgo | Linkedin

 

Leer más Sin comentarios

Trabajando con mis Patrones del Dinero (II)

Desde que hace un par de años que publiqué el  primer artículo sobre patrones del dinero he estado investigando el tema en profundidad.

En la anterior publicación comentaba que nuestros hábitos y pautas de comportamientos están influenciados por nuestros patrones de conducta. Estos suelen encontrarse en nuestra parte inconsciente y condicionan nuestra forma de decidir.

Como toda decisión viene precedida de un pensamiento, una buena forma de indagar en nuestros patrones es revisar la forma en que pensamos.

Mi propuesta fue comenzar con el tipo de lenguaje que utilizamos ya que este, verbalizado o no, determina la forma en que nos relacionamos con nosotros mismos y con el medio. Por ello, si atendemos a ciertas palabras y frases hechas que en ocasiones nos salen de forma automática, podremos obtener mucha información.

Hoy os propongo otros dos puntos de revisión:
  • Lo intentaré / Puedo / No puedo

Normalmente intentar algo implica un deseo de consecución, muchas veces con ausencia de acción. Si no doy el primer paso para salir a correr, es decir me pongo las zapatillas y salgo de casa, seguro que no correré. Si no intento dar ese primer paso siquiera estoy convencido de correr. Tan solo me estoy reafirmando en mis ganas de hacerlo, pero de forma inconsciente estoy dando cabida a no conseguirlo.

Una parte de mí está decidido a hacerlo, pero a la vez me planteo dificultades que “justifican” que no lo pueda conseguir. Esto se ve con mucha claridad en los intentos de dieta, de dejar de fumar, al apuntarnos al gimnasio y no ir o al intentar aprender idiomas. Sentimos una fuerza para hacerlo, unba convicción que nos empuja, y al mismo tiempo una dificultad grande por conseguirlo. Esto es suficiente para justificar nuestra parálisis, la no acción.

Sucede algo parecido con poder. Parece que existe cierta connotación negativa cuando utilizamos este verbo en lugar de “voy a” o “lo haré”. Decir “puedo captar a ese cliente” indica mi capacidad para conseguirlo pero, al mismo tiempo, la posibilidad de no hacerlo. Hay diversos estudios que lo demuestran, la mente trabaja de la misma forma ante la afirmación que ante la negación.

Te propongo que cambies la frase por: “voy a captar a ese cliente”. La posibilidad de no conseguirlo sigue manteniéndose, pero tu disposición cambia y tu mente trabajará de una manera distinta.

No puedo es todavía más potente y dañino. Decir que no puedes hacer algo es similar a considerarlo imposible, al menos para ti. Lo que estás diciéndole a tu mente es: “no lo conseguiré”.

Como decíamos en el anterior post, cuídate mucho de no creerte capaz de conseguir algo, solo has de buscar la manera de llegar a ello, el esfuerzo y la constancia. Después, siguiendo los pasos apropiados, simplemente llegarás.

  • Habla en primera persona. 

Tenemos la fea costumbre de hablar en segunda persona del singular (tu) y, con suerte, utilizar la primera del plural: nosotros. Sin duda es mejor esta última, pero sigue siendo insuficiente.

Cada vez que hablamos desde el “tu” nos alejamos de lo que viene después. Si empezamos habitando la frase desde  mí mismo, nuestro cuerpo y nuestra mente lo encajan de una manera distinta.

Te propongo lo siguiente: da una opinión asumiendo tu papel de crítico, habla de una sensación reconociéndote como la persona que la ha sentido, intenta hacer un comentario poniéndote como pensador o da una reprimenda siendo consciente del juicio que emites.

Aunque parece un simple matiz lingüístico es algo muy potente y no estamos educados en su uso. Muchas personas no lo creerán, solo te propongo que hagas la prueba y si quieres después me comentas la experiencia. Hablar así es especialmente profundo en conversaciones difíciles y discusiones, no solo por mi implicación sino por la forma de recibir el contenido por parte del interlocutor.

Hablar en primera persona nos aporta un añadido de responsabilidad en lo que estamos diciendo y, ya decíamos en otra publicación que la autorresponsabilidad es un punto muy importante.

     Con estos simples pero profundos cambios, estarás ganando un punto de conciencia importante que te facilitará la consecución de tus objetivos. Al mismo tiempo empezarás a darte cuenta de qué patrones de comportamiento tienes insertos en tu mente y podrás trabajar con ellos. Por supuesto si quieres profundizar te invito a hacer sesiones de coaching financiero.

Se que tu solo sabes hacerlo, pero con el acompañamiento apropiado el camino es muchas veces más rápido. Así que desencadénate de tus patrones limitantes y disfruta aún más de tu relación con tu dinero.

Como bien dice un amigo: “tienes la palanca más poderosa del mundo: tu mente; y la máquina más perfecta de la naturaleza: tu cuerpo”.

Mantén este pensamiento siempre vivo en ti y tus posibilidades serán infinitas.

Javier Gómez Coach.

@gomezherrero Linkedin

Leer más Sin comentarios