La incómoda comodidad

Despedimos las vacaciones y empezamos un nuevo mes. Septiembre es el mes en el que damos paso a un nuevo curso, y ponemos en marcha nuevos objetivos y propósitos.

El sábado estuve disfrutando de una conferencia más que interesante sobre los secretos de la riqueza y he de reconocer que me sorprendió gratamente el ponente, no tanto las ideas que ya conocía de tiempo atrás y que comparto casi en su totalidad.

En un punto de la misma se hablaba de ricos, pobres y clase media. Mi conclusión es que la mayoría no alcanza la riqueza por una cuestión de comodidad. – ¿Comodidad? – me preguntas. – Sí, por una comodidad,  que finalmente resulta ser incómoda. Y me explico. – Eso, eso…que no consigo entender nada. – Muy sencillo, aunque nadie lo reconoce, todo el mundo quiere dinero. Nos guste o no,  es una  necesidad, cada uno tendrá que determinar cuánto. La diferencia entre conseguir una cantidad u otra es por una cuestión de enfoque. La mente piensa, “si tengo el dinero necesario tendré una vida cómoda, sin preocupaciones ni problemas” Quiero puntualizar antes de seguir que: por diferentes que sean las vidas de las personas, todas, absolutamente todas, tienen problemas. De modo que, tratar de llevar una vida sin ellos es una utopía. Ahora sí, prosigo. – Por favor. – Cuando una persona rica, con una verdadera mente de abundancia decide hacer algo, todas sus acciones van dirigidas a conseguir un objetivo muy concreto, conseguir el éxito que se materialice en riqueza. Las personas ricas practican el juego de la vida con la intención de ganar y hacerlo a lo grande. Por contra, cuando pensamos en conseguir comodidad a través del dinero, cuando nuestra intención y  enfoque se centra en “estar cómodo”, una vez hemos alcanzado esa zona de confort decidimos que ya está bien y perdemos la sed y el hambre. Como resultado dejamos de crecer y nos volvemos complacientes y eso se convertirte en nuestra propia trampa. En cierto modo estamos bien, pero en el fondo queremos más, y es la propia comodidad la que nos atrapa y no deja avanzar. Convirtiéndonos,  en muchos casos, en personas infelices pudiendo llegar a caer en la frustración.
Las personas para ser felices necesitamos sueños y soñar fuerte es la locomotora de la vida.
¿Juegas en la vida a ganar o a no perder? ¿Haces trading para ganar o para no perder? Aquello en lo que te enfocas en la vida es lo que se expande, si te centras en “no perder” tus resultados serán mediocres y muy justos. Si te enfocas en estar cómodo te conformarás viviendo una comodidad muy incómoda. Y si te enfocas en ser un ganador, rico y abundante en la vida, te convertirás en mejor persona, serás libre, podrás ayudar a otros y entonces vivirás una auténtica comodidad.
El mejor propósito es decidir ser rico o acabarás siendo pobre.
Y cuando hablo de riqueza no hablo de tener tanto dinero que no sabrías en qué gastarlo. Hablo de riqueza en todos sus aspectos, riqueza de dinero, de conocimiento, de amistades, de relaciones, de vocabulario, de obra, de acciones, de bondad, de amor Una última advertencia, aléjate de los ladrones de propósitos. Cuando empecé en el mundo del trading, tuve que escuchar de todo; en esos libros solo pone que tonterías, el trading no funciona, te van a engañar, vas a perderlo todo, la más repetida era “no se puede vivir de eso,  sé realista”. Y yo me pregunto, “¿qué cojones es ser realista?Ser realista es ser consciente de que el mundo está lleno de oportunidades que te acercan a la riqueza, que tenemos un potencial ilimitado como personas, que está dormido, para conseguir aprovechar dichas oportunidades siendo libres y ricos. Que el trading es una de ellas y una auténtica realidad. Que si sabes que hacer, lo haces de manera impecable e implacable y tienes una mente de abundancia, hoy es el mejor momento para emprender la actividad y alcanzar, en un tiempo determinado, la independencia financiera. Eso es ser realista, todo lo demás es ¡SER CONFORMISTA! No caigas en el conformismo y date la oportunidad de conseguir todo cuanto te mereces. Empieza septiembre pasando a la ACCIÓN.
Tienes la palanca más poderosa del mundo, tu mente, y la máquina más perfecta de la naturaleza, tu cuerpo.
Toda gran azaña, comienza con una pequeña acción. El mejor momento para empezar algo es ¡Ahora mismo! 1 Abrazo-t David Sanchís Hidalgo @SAnchishidalgo https://es.linkedin.com/in/davidsanchishidalgo

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario