¡PARA, TU VIDA!

Hace más de 2.000 años alguien llegó a la conclusión de que lo que una persona desea por encima de todo es ser feliz. Mientras que la felicidad se persigue en sí misma, todos los demás objetivos (salud, belleza, dinero o poder) se valoran en la medida en que creemos, erróneamente, y confiamos que nos harán felices. Hace menos tiempo, otra persona de nombre impronunciable del que ya hemos hablado muchas veces, describió el estado de sentirse feliz y le llamó “estado de flujo”.

¿Cuándo nos hayamos en ese estado?

Sin duda cuando la actividad que realicemos tengas las siguientes cinco características: 1. Estamos sumamente centrados en ella. 2. La hemos elegido nosotros. 3. Es un reto, ni demasiado sencillo, lo cual nos metería de lleno en el desinterés, ni demasiado complicado, lo cual nos puede llegar a agotar. 4. Representa un objetivo claro. 5. Recibimos una respuesta inmediata al realizarlo.

¿Los tienes alguna vez en alguna de tus actividades?

Las personas que fluyen no solo experimentan una profunda sensación de satisfacción, sino que también pierden la noción del tiempo y se olvidan por completo de ellos mismos por el hecho de estar totalmente inmersos en una actividad. Los músicos, deportistas, actores, por ejemplo, describen lo felices que se sienten cuando están absortos en una actividad a menudo agotadora, lo cual contradice por completo la opinión general de que la felicidad tiene que ver con el relax.

¿Estás en flujo ahora mismo en tu vida?

Nunca es tarde para empezar, parar, tomarse un tiempo y observar qué tipo de vida llevas. ¿Es la que deseas? ¡Hagamos un ejercicio para comprobarlo!

Toma un folio y un bolígrafo, siéntate en un lugar tranquilo, escucha música con los cascos para aislarte todo lo que puedas, olvida tu vida presente por completo  y…escribe el “Schedule”, el cronograma de cómo te gustaría que fuese un día perfecto. Se preciso al escribirlo: escribe la hora de levantarte, si desayunarás y el qué, si harás deporte y a qué hora, si leerías, si te gustaría hacer el amor con tu pareja antes de levantarte y al acostarte, en fin, escribe cómo te gustaría que fuese tu día. No te “cortes”, sin limitaciones.

Cuando termines, pregúntate honestamente si tu vida es así.

¿Qué te impide tener ese horario? ¿Crees que haciendo lo que haces ahora mismo llegarás algún día a poder hacerlo?

Hoy en día todo va a gran velocidad y la mayoría no vive su vida sino la vida de otros. Es interesante no olvidar nunca que la vida es tiempo, el tuyo, que usar para aprender y tener experiencias. ¿Te gustan tus experiencias o simplemente te conformas con lo que “te ha tocado”? Tu presente es producto de tus decisiones pasadas, y hoy puedes cambiar todo comenzando a tomar decisiones diferentes con el firme propósito de recorrer el camino para realizar tu “Schedule”. ¡Te animo a ello! Para ir de un punto de partida (tu vida actual) a un punto de llegada (el “Schedule” que acabas de escribir) hay que “mover ese precioso culo” con el que naciste.

Todo es posible. Sólo basta imaginarlo, trazar un plan, andar y actuar. Así que, si quieres acercarte, paso a paso, a esa vida de flujo, ¡para, tu vida!, y piensa si lo que estás haciendo te hace feliz o simplemente vives en un bucle, narcotizado y todos tus días parecen “el día de la marmota”.

Abrazo de oso.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (4)

  • Avatar

    Juanjo

    |

    Genial como siempre. Un verdadero placer el poder leer lo que escribes Aitor. Otro abrazo de oso.

    Reply

  • Avatar

    ALBERTO

    |

    He leido esto Aitor, el dia indicado en el momento indicado. Hoy escribiré mi SCHEDULE y lo conseguiré
    Un superabrazoooooo

    Reply

  • Avatar

    David

    |

    Como de costumbre, no esperaba menos.
    Perfecto!

    Reply

  • Avatar

    Pedro el de Bilbao ( que no Irun)

    |

    Como me alegra volver a ver esto escrito.
    Y por si alguien tiene alguna duda, yo soy el ejemplo de que funciona!.
    Solo hay que QUERER.
    Un abrazo cósmico.

    Reply

Deja un comentario

Suscríbete y descarga

x