Toda deducción fiscal es un impuesto aplazado

deduccion fiscal
Como ya comenté en Las 10 reglas del mundo financiero y del dinero, toda deducción fiscal no es más que un pago de impuestos aplazado. Por eso hoy quiero destapar algunos mitos en relación a las supuestas y generosas deducciones fiscales que se nos venden a bombo y platillo con la boca bien llena por parte de entidades y organismos públicos. En primer lugar se encuentran los famosos Planes de Pensiones, uno de los mayores engaños de la industria. Estamos cansados de escuchar aquello de que desgrava en el IRPF, pero la realidad es que el único objetivo de este producto es mantener tu dinero inmovilizado la mayor cantidad de tiempo en manos de las entidades financieras. Con el que además, dicho sea de paso, conseguirán hacer buenos negocios durante esos 10, 20, 30 o en algunos casos hasta 40 años en los cuales tienen el control de tu dinero. Y, ¿a cambio de qué? A cambio de nada, de una simple deducción anual que más tarde tendrás que pagar cuando, una vez llegada tu jubilación, quieras rescatar dicho plan. Ya que, el capital que tengas en el mismo, tendrá que tributar de nuevo y responder ante la sed recaudadora e insaciable  de nuestro querido “papa gobierno”. – ¿Cómo? Si querido amigo, cuando tengas que rescatar tu dinero,  tendrás que pagar de nuevo y podrás hacerlo de varias maneras: En forma de capital: sería un rescate total de los fondos, una única vez, se te hace un único pago por la totalidad del plan. Esta opción suele ser la más costosa,  ya que, se computa la totalidad del mismo en un único ejercicio y se suma a la base imponible disparando tu tipo impositivo. Esto puede llevarnos a tributar en los tramos de IRPF más altos. La escala a aplicar en la renta 2015 es la siguiente:
  • Base liquidable hasta 12.450 euros – 19%
  • Base liquidable entre 12.451 y 20.200 euros – 24%
  • Base liquidable entre 20.201 y 34.000 euros – 30%
  • Base liquidable entre 34.001 y 60.000 euros – 37%
  • Base liquidable superior a 60.000 euros – 45%
En forma de Renta, mes a mes: el banco sigue controlando tu dinero y te abona un importe de tu plan de manera periódica cada mes. Importe que se suma en tu renta anual como rendimiento de trabajo, con el consecuente pago de impuestos en el ya mencionado IRPF. Por lo tanto habrá que tributar por él según lo que marquen las tablas de IRPF, desde el 24,75% hasta el 52%. En forma mixta: como su propio nombre indica, juntar ambas alternativas y puede ser la mejor opción. Así que, calculadora en mano, habrá que averiguar qué nos interesa más. Pues eso, que ventajas tiene muy pocas y que tu supuesta deducción no lo es tanto. Al final, no solo pagas por los posibles beneficios que se generen, que ya te adelanto que serán bien pocos, sino que pagas por todo el dinero invertido durante años. Este es el gran truco de la fiscalidad del plan de pensiones.
Es preferible hacernos nosotros mismos nuestro PPP = Plan de Pensiones Privado.
– Y eso, ¿Cómo se hace? – me preguntas algo preocupado. Tranquilo, te lo explicaré en próximas entradas. Otra de las grandes falacias en deducciones,  es aquella de la cual nos beneficiamos aquellos que compramos nuestra vivienda habitual antes de 2013. La deducción por adquisición de vivienda habitual. Una deducción establecida para fomentar la compra de viviendas, bajo el pretexto de facilitar el acceso a la misma,  pero que tenía como verdadero objetivo seguir alimentando la burbuja creada por tramas políticas de corrupción y empresarios del sector con la pasividad y permisividad de los bancos que a su vez veían crecer y florecer su negocio. Y que, dicho sea de paso, facilitaban el acceso al crédito de las familias permitiendo su endeudamiento por encima de cualquier posibilidad real de devolución. Curiosamente, deducción que desapareció en enero de 2013, que coincide con los mínimos en la venta de viviendas. Lo que nos indica que ya no interesa porque el negocio de la construcción está totalmente agotado. La supuesta deducción es algo inexistente, ya que, la compra – venta de una vivienda es una de las acciones que más impuestos paga en España. Como por ejemplo: Con la compra.
  • ITP: Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Podría ir desde un 7% hasta un 4% del valor de venta de la vivienda.
  • IVA: Impuesto del Valor Añadido (si procede). a)  10% para viviendas. b)  21% para locales, trasteros y garajes. c)  4% para viviendas de protección oficial.
  • AJD: Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. De 0,5 al 1,5 % del valor de venta de la vivienda
Con la venta.
  • Plus Valía: Impuesto que grava el incremento del valor del inmueble. La tarifa del impuesto la fija cada Ayuntamiento entre un mínimo del 5% y un máximo del 30%.
– ¿Sigues teniendo ganas de hacerte con un vivienda?¿Dónde está la deducción, si luego me acribillas a impuestos? Por último quiero adentrarme en el magnífico reclamo que se ofrece con los fondos de inversión. Antes de nada, permite que te recuerde que, mientras escribo estas palabras entre el 80% – 90% de los fondos de inversión están en pérdidas. La famosa frase de “los fondos de inversión están exentos de tributación” suena fantástica ¿verdad? Solo que hay una coletilla que suelen olvidar que es “hasta el momento de su reembolso”. Con lo que de nuevo volvemos a deslegitimar dicha deducción o exención. Cuando quieras recuperar tu dinero y poder disfrutar de él, tendrás que tributar igualmente de todas tus plusvalías (si finalmente las hay) en el apartado de pérdidas y ganancias (base del ahorro) y de la siguiente manera:
  • Hasta 6.000 euros – 19,5%
  • Entre 6.000 euros y 50.000 euros – 21,5%
  • Más de 50.000 euros – 23,5%
Ahora ya sabemos un poco más, qué se esconde detrás de las jugosas deducciones. Piensa que, las 3 cosas que más hace la gente, es trabajar por cuenta ajena, comprar vivienda, planes de pensiones e invertir en  fondos de inversión. Curiosamente, todo esto lleva supuestas deducciones asociadas y a su vez lo que más impuestos acaba pagando. Lo dicho:
Si te engañan una vez, la culpa es del que te engaña. Si te engañan dos, la culpa es tuya.
1 Abrazo-t. DAvid SAnchís | @SAnchishidalgo

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (3)

  • Avatar

    Javi Díaz

    |

    Tenemos que cambiar el concepto de pagar por la propiedad por el de pagar por el uso y disfrute; es más barato, menos complicado y menos arriesgado, además de no dejar tu dinero inmobilizado por un montón de años. … y te ahorras las juntas de vecinos …. jajaja

    Reply

    • Avatar

      SAnchis

      |

      El sentimiento de la propiedad es algo muy arraigado en nuestra sociedad (católico, latino, etc). Por suerte, las nuevas generaciones han perdido ese apego y creo que serán capaces de disfrutar y usar como indicas. Mientras tanto, tendremos que seguir alerta.

      Lo de las juntas es un descanso…ja,ja,ja

      Un saludo y gracias por tu comentario.

      Reply

  • Avatar

    Juan

    |

    En el resto de Europa la gente no tiene ese sentimiento de propiedad que tenemos los Españoles.

    Reply

Deja un comentario

Suscríbete y descarga

x